Iniciando proyecto en Mozambique

Tras un tiempo de viaje por el país en el que hemos realizado un amplio recorrido y sin duda vivido experiencias inolvidables, ya nos encontramos dando los primeros pasos en el proyecto, llegando a Nacuxa. Aún muy fuertes en la mente las primeras impresiones de Maputo, el fin de año vivido allí y el rostro de un niño que se nos quedó clavado en medio de la celebración, la sensación constante de vivir sorprendido,… un país de grandes contrastes en el que la alegría, la pobreza y el dolor se mezclan de una forma única en un lugar paradisiaco y a la vez extremadamente pobre, en el que la naturaleza y la humanidad se muestran en su estado más puro.

Tras un tiempo te acostumbras con una sorprendente naturalidad a la forma, a los viajes en chapas, a los ritmos de África,… pero no hay ni un solo día en el que no nos sorprenda algo, en el que no pares de mirar de un lado a otro impregnándote de todo lo que vas viviendo, cada color, cada olor, cada sabor nos recuerdan la vida que hay en este país. Qué de luz en cada mirada, tanta como energía en un cielo tan espectacular como su luna, que no puedes dejar de mirar  y que parece tan cercano como la humanidad, tanta tierra que te recuerda lo importante de la vida y cómo vivimos preocupados por mirarnos y remirarnos el ombligo mientras que aquí la gente se preocupa por sobrevivir cada día,… esta idea ha dormido conmigo cada noche y más de una no me ha dejado conciliar el sueño. Momentos en los que he conocido lo mejor y lo peor del ser humano y de uno mismo, luces y sombras que componen el dibujo de esta experiencia que ya es y será inolvidable.

Durante estos días de viaje hemos conocido a mucha buena gente, de muchas partes del mundo,  grandes conversaciones y buenos momentos,  visto experiencias de otros proyectos en torno a la infancia, el Sida, proyectos educativos,…sin duda ideas interesantes y muy necesarias en un país como Mozambique.

La próxima semana, Maite y Miguel, comenzarán a planificar y trabajar en lo que va a ser la colaboración de Avivart en este proyecto, en estos días Miguel ha adelantado su llegada para ir conociendo, diseñando, planificando y viendo los momentos previos al inicio del curso, además de preparar un poco cómo va a ser nuestra estancia aquí. En primer lugar agradecer a José Eugenio López, Padre Paúl, que coordina el proyecto, a Virginia Alfaro, misionera seglar de Misevi, que coordina entre otras muchas cosas las actividades de Radio Watana, y como no, a la comunidad de hermanas concepcionistas en Nacuxa, Rita, Tassy y  Leontina, y todo el equipo del Instituto Politécnico “Mártir Cipriano” que nos están demostrando cada día la calidez y cercanía en su acogida, Gracias de corazón desde todo el equipo de Avivart! Os iremos contando un poco más de los rostros y corazones que componen esta gran familia en Nacala y Nacuxa.

Nuestra colaboración, además de estar, conocer y compartir, se va a centrar en la Música (talleres y conocimiento y difusión de la música macua), teatro y otras actividades creativas y también nuevas tecnologías,… impregnarnos de lo que aquí se hace y aportar nuestro grano de arena a la labor que aquí desarrolla este gran equipo. De momento nos estamos ubicando, ya hemos visto las primeras llegadas al instituto, la inauguración del curso escolar, conocido otras escuelas y planificado un recorrido para en estos días ir conociendo las distintas iniciativas que se desarrollan en Nacala y Nacuxa , a partir de ahí queda ir caminando, poco a poco os iremos contando nuestros pasos…