Ya son más de dos meses que regresamos a Mozambique, en esta ocasión Miguel Ángel Manzano vuelve a estas tierras para seguir avivando, aprendiendo, compartiendo y mostrándonos en este espacio lo que allí estamos trabajando, sin duda alguna mucho por avivar y nuevos proyectos e ilusiones que queremos retomar allí, os mostraremos en este espacio lo que está viendo, conociendo, mirando con ojos atentos y sobre todo lo que está aprendiendo allí.

Miguel con dos jóvenes de Nacuxa

Miguel con dos jóvenes del Instituto Politécnico de Nacuxa

Desde Avivart, además de acompañar la labor cotidiana que Miguel Ángel desarrolla colaborando en la labor de la misión de los Vicentinos en Nacuxa, que es la que se lleva la mayor parte de su tiempo, queremos iniciar nuevos proyectos en los que la música y la creatividad estén presentes; ideas como trabajos de recuperación de música macua, dinamizar un coro infantil con las canciones del disco “El amor lo arregla todo” en portugués e incluso algo de macua, seguir dinamizando la web del Instituto Politécnico de Nacuxa, talleres, formación, colaborar con las radios comunitarias y quién sabe hasta algún concierto de Migueli por allí e igual editar algún disco, esto de momento lo dejamos en el apartado de sueños, que son los que se hacen realidad antes,… y todo lo que el arte y la creatividad nos permita en esta hermosa tierra.

Estos primeros meses, tras los reencuentros iniciales, además de para continuar trabajando con el ritmo habitual de Nacuxa (transporte de alumnos y profesores, llevar y traer frangos (pollos), pintos, hacer compras, atender los temas urgentes que van surgiendo día a día,…) hemos iniciado las tareas de programación y comenzado a ver las ideas que queremos iniciar desde AvivarT. Unos meses difíciles en los que la falta de electricidad y las dificultades en las comunicaciones en el país a causa de las inundaciones sufridas en la zona centro y norte han hecho un poco más duras la condiciones de vida de una población ya de por sí muy castigada por el empobrecimiento.

En las próximas entradas os iremos detallando la labor que se realiza en el Instituto, los sueños que vamos iniciando, pero en esta Miguel nos invita a dejarnos llevar por las imágenes, a que sea nuestra mirada la que se deje inundar y pensemos qué hay detrás de cada rostro, de cada sonrisa, de los paisajes,… poco a poco iremos facilitando datos, experiencia concretas y muchas más cosas, pero en esta primera entrada tras nuestro regreso solo os invitamos a escuchar una canción e ir viendo cada imagen, si queréis podéis comentar vuestras sensaciones,… nosotros solo queremos transmitir la belleza, el corazón y la luz de esta tierra.

“Encuentros”: Una serie de fotos de miradas, paisajes, rostros,… en su mayoría de la comunidad de Nacalavi, una zona rural en la que la gente vive de la tierra y se deja impregnar por ella.

“Un paseo por el mercado de Nacuxa”: Como cada viernes salimos a pasear y ver el mercado de Nacuxa, junto al Instituto y dejarnos llenar de su color y de la vida de sus gentes.