“Un segundo de esperanza”. Musicografía

un segundo de esperanza

África

una vida llena de colores

Sus comunidades al Norte y al Sur, Este u Oeste, dan al hombre la libertad, o la esclavitud,

ritos y creencias que, a veces, tanto les atan, aunque para ellos esa sea la mejor forma de Ser

y sentirse libres…

 

Y en su pobreza, y en su hambre, algunos, los más pequeños, la disfrazan de pegamento,

esnifando y olvidando

incluso que el estómago grita fuerte…

Los ancianos, fuente de sabiduría,

donde todos se acercan cuando algo está por resolver…

 

paisaje diferente en nuestro occidente,

donde el anciano es fuente de cansancio y olvido…

Y entre el olvido hay quien no se olvida de poner una máscara pagana a la realidad,

gobiernos encadenados en su propia corrupción

¿cuál será el secreto para romper esas cadenas?

Mujeres, ejemplo de fortaleza física, cargando leña y más leña en sus espaldas

pero también ejemplo de Sacrificio y de Fe inmensa en la familia…

 

Y a pesar de todo, África sigue latiendo

y en cada latido aparece una imagen, y en cada imagen

un segundo de esperanza

en cada risa, en cada danza, en cada ritmo, en el esfuerzo, en el trabajo y en el sacrificio por Vivir, o SOBREVIVIR…

 

Quizás con el tiempo ese segundo sea minuto, o quizás sea día, o quizás sea Eterno…

pero, eso sí, que siga siendo de ESPERANZA

 

____

Poema de Amparo Alonso para la exposición “Un segundo de Esperanza”